Cargando...
 | 
 | 
MAPA SITIO   /   AVISO LEGAL   /  BUSCAR:
Youtube Facebook Twitter Instagram

HERENCIA
El 7 de junio de 1926, en el chaflán de la Gran Via de les Corts Catalanes con la calle de Bailèn, un tranvía de la línea 30 envistió a Gaudí, que resultó herido de gravedad. Fue trasladado al Hospital de la Santa Creu, donde expiró tres días después. El cuerpo del arquitecto fue enterrado el día 12 de aquel mes en la capilla del Carmen de la cripta del templo de la Sagrada Familia, después de que su féretro, que recorrió gran parte de la ciudad, fuera seguido por una multitud que quiso despedir a quien fue el arquitecto más ilustre de la ciudad.

La construcción del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia fue continuada entonces por sus arquitectos y artistas colaboradores. Con los años, la obra se ha enriquecido con la participación de muchos arquitectos y artistas con el objetivo de seguir la idea original de Gaudí.

Con los años, la figura de Gaudí también ha ganado adeptos, se ha difundido considerablemente y en la actualidad está muy bien valorada. Su obra se ha convertido en uno de los principales reclamos culturales de la ciudad y es un legado que ha sido declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
Entierro de Gaudí el 1926

Entierro de Gaudí el 1926